lunes, octubre 15, 2007

Miles de jóvenes por la causa mapuche


Hasta el sol, tan esquivo esta primavera, se unió este 15 de octubre a la marcha por la autodeterminación de los pueblos indígenas y la libertad de los presos políticos mapuche, encarcelados en recintos de Angol, Temuco, Traiguén, Concepción (El Manzano), Santiago (Cárcel de Alta Seguridad), Victoria, Lautaro y Nueva Imperial. La juventud de los participantes fue la nota distintiva de la movilización, que reunió alegremente a alrededor de 4000 personas de los pueblos mapuche y aymara junto a algunos chilenos solidarios. La mayoría portaba algún lienzo, una bandera, un cultrun, una pifilca, una flauta, un pincuyo, o un distintivo en su ropa acogiendo las demandas de los pueblos originarios.

Encabezaban la marcha los ancianos y autoridades tradicionales mapuche, pero a continuación bailaban y gritaban consignas (“Tierra, cultura, justicia y libertad”) jóvenes y niños de no más de 12 años de edad. En seguida venían los aymara que no cesaron de danzar y cantar a lo largo de todo el recorrido. Jóvenes madres cargaban a sus guaguas o las llevaban en un coche, mientras que dos hermanitos llevaban un lienzo con los rostros de dos infantes mapuche en el que se leía “Exigimos respeto por los derechos del niño mapuche”, cartel que probablemente se utilizó días atrás, cuando se formalizó una denuncia sobre la represión a los niños de la comunidad de Temucuicui ante los representantes de UNICEF en Chile (http://meli.mapuches.org/article.php3?id_article=524).

Solidaridad aymara
Los aymara daban más colorido y alegría a la movilización, con sus trajes encendidos y brillantes, sus altos sombreros adornados con plumas y sus bandas, cuyo ritmo guiaba el baile de los conjuntos presentes. Una danzarina aymara llevaba prendida a su espalda una cartulina con la leyenda: “Terminen con los allanamientos crueles a las comunidades”.
A lo largo del trayecto entre la Plaza Italia y el cerro Huelén (Santa Lucía) fueron quedando huellas de las demandas sobre la libertad de los presos políticos: consignas alusivas a la huelga de hambre indefinida iniciada cinco días atrás en la cárcel de Angol por Patricia Troncoso, José (Juan) Millalen, Héctor Llaitul, José Huenchunao y Jaime Marileo, a la que se unió hoy Iván Llanquileo en la cárcel de El Manzano. Las demandas fueron estampadas –entre otros- en los muros del edificio Diego Portales que alguna vez albergara la Junta Militar. “Concertación, vergüenza nacional, reprime a los mapuche y defiende al forestal” fue otra de las consignas voceadas por los manifestantes. Los huelguistas, que cuentan con el apoyo de sus comunidades de origen, exigen la desmilitarización de las zonas en conflicto y la libertad de todos los presos políticos mapuche.

La organización que convocó a la marcha fue Meli Wixan Mapu y contó con el acompañamiento del centro de comunicación Jufken Mapu y las comunidades Mapuche de Temucuicui y Lleulleu, estas últimas, víctimas de la represión y el hostigamiento.

Detenidos en regiones
La movilización se desarrolló sin incidentes ya que esta vez no hubo provocación de parte de la siempre presente fuerza policial. Así, la Presidenta Bachelet no se verá obligada a responder en su actual viaje a Italia, preguntas sobre por qué se reprime las movilizaciones urbanas por la libertad de los presos políticos mapuche. Sin embargo, en Concepción y Temuco, la movilización desarrollada el 12 de octubre con los mismos objetivos, registró 25 detenidos, entre ellos varios menores de edad y en Temuco, un ciudadano argentino, Liber Seoane Torres. También hubo cortes de caminos en Huentelolén y Temuco.

La Presidenta tendrá cada vez más dificultades para seguir negando la condición de presos políticos a los comuneros y comuneras encarceladas. El ex juez Juan Guzmán –una figura que goza de prestigio a nivel internacional por haber procesado a Augusto Pinochet - reconoció la calidad de presos políticos a la lonko Juana Calfunao y otros comuneros encarcelados, en declaraciones al Canal 2 de televisión de Temuco, reiteradas en la columna “Presos Políticos” que publicó el domingo 14 de octubre en el diario La Nación. ( ver http://www.lanacion.cl/prontus_noticias_v2/site/edic/2007_10_14_1/port-impresadom/fk_dom_columnistas.html ) Ello motivó a la lonko Calfunao a deponer la huelga de hambre que mantuvo junto a su hermana Luisa en la Cárcel de Temuco por más de 67 días, considerando alcanzado ese objetivo, al tiempo que comenzaba en Angol la huelga de hambre de los mapuche encarcelados allí.

Paralelamente, se ha informado del inicio de nuevas acciones de recuperación de tierra en la octava región por parte de las comunidades Juana Millahual (Rucañanco), Segundo Yevilao, María Colipi (Lleu Lleu) y en la Novena región, por comunidades lafkenche en la comuna de Teodoro Schmidt. Todas han debido encarar una enconada represión policial. En el desalojo del fundo ocupado por los lafkenche, carabineros detuvieron a 39 mapuche y al ciudadano español Alvaro Briales Canseco, un estudiante de sicología que apoyaba la acción.

El cacique Llanquileo y la caciquilla Millahual
En la localidad de Rucañanco, ubicada a 26 km de la comuna de Contulmo (provincia de Arauco) y en la ribera del Lago LleuLleu, esta toma de tierras ha sido llevada a cabo casi exclusivamente por las mujeres de la comunidad, jefas de hogar, junto a sus niños que anunciaron su voluntad de recuperar el fundo Las Playas de Huillinco, en el marco de una demanda de recuperación del territorio ancestral que poseía anteriormente la caciquilla Juana Millahual. Con micros, tanquetas y trasladándose en botes zodiac, carabineros reprimió la acción de la comunidad.
El cacique original de ese territorio, Juan Ignacio Llanquileo, fue enrolado a la fuerza en el ejército chileno en 1879, y así fue como las 10.000 hectáreas que habían sido de su propiedad pasaron a manos de Juana Millahual hasta el período mal llamado "Pacificación de la Araucanía" en el que se inició el despojo. El descendiente directo del lonko Juan Ignacio, el lonko Iván Llanquileo, dirigente de la Coordinadora Arauco Malleco de Comunidades en Conflicto, fue detenido el 31 de agosto en un operativo policial de carabineros, fuerzas especiales, y personal de Infantería de Marina.

Los dominios sobre los cuales ejerció control territorial la caciquilla Juana Millahual hoy corresponden a los sectores Rukañanco, Huallipen y Huillinco, entre otros. La primera demanda judicial por usurpación de su tierra, fue realizada por la comunidad en 1930, lo que se reiteró en 1984, sin resultados positivos. En 1998 esta comunidad recuperó el sector Rukañanco, usurpado por Forestal Mininco, e inició su explotación productiva, lo que hizo posible al mismo tiempo la recuperación de sus prácticas religiosas y culturales, tales como la realización del nguillatun (rogativa) o el mingako (trabajo en colectivo).
La comunidad, busca al mismo tiempo asegurar un uso sustentable de estas tierras y el lago, parajes aislados y de gran belleza que se han mantenido hasta ahora libres de contaminación pero están en la mira de poderosas empresas mineras. Los comuneros son férreos opositores a los proyectos empresariales de Jaime Troncoso Sáez, Benedicto Melín y Leonardo Farkas Klein, este último dueño de la minera Santa Bárbara.

2 comentarios:

kuram1974 dijo...

Hola estemos en contacto para unificar fuerzas e información en apoyo a los peñis
un abrazo Kuram

Fernando E. Arias Fuentes dijo...

hola Lucia muy bueno tu log espero pases a ver el mio y opines ya que tu al parecer tienes mas expariencia como reportera espero te guste chao