sábado, junio 06, 2009

Elena Varela tendrá juicio oral en Villarrica

Estudiantes de Gestión Pública de la U de Chile apoyando frente a Tribunal Oral de Rancagua




















Con ex juez Guzmán en sala de audiencias











La documentalista Elena Varela acogió con entusiasmo la declaración de incompetencia del juez Luis Barría a favor del juez de garantía de Loncoche, localidad ubicada en el límite sur de la novena región de la Araucanía, a 85 km de Temuco, solicitada por la defensa. En las próximas semanas tendrá lugar en la comuna sureña, la audiencia de preparación para el juicio oral, a realizarse en la turística ciudad de Villarrica, donde cada verano se realiza una importante Feria Mapuche. El Ministerio público está pidiendo quince años de prisión para la profesional detenida el 7 de mayo de 2008, cuando registraba la lucha de las comunidades mapuche en su documental “Newen Mapu Che”. Hoy se encuentra con medidas cautelares de reclusión nocturna.

En el proceso están co-imputados el artesano Kenny Sánchez –comerciante, ex preso político mirista en dictadura, retornado desde Suecia en 1988, padre de cinco hijos y hoy militante socialista- y el supervisor forestal Sergio Reyes, quienes llevan más de un año en prisión y enfrentan posibles condenas a veinte años de cárcel. La cineasta (43 años, una hija de 16, intérprete en clarinete y saxofón, compositora y directora de orquesta, Magíster en Artes mención Musicología.) es acusada de planificar el robo a la Sucursal del Banco de Estado en Loncoche (20 de diciembre de 2004) y un robo con homicidio en las oficinas del INP de Machalí (10 de junio de 2005), proporcionando refugio a quienes participaron en los hechos e incurriendo en asociación ilícita.

Pero entre los años 2004 y 2008, la realizadora trabajó sin parar con su productora Ojo Films, en documentales financiados con fondos públicos concursables. El proyecto con el que ganó el 2006 el Fondo Audiovisual CORFO, “Sueños del Comandante” desentierra la historia de la localidad de Neltume (comuna de Panguipulli), algo que según Elena “sólo está en la conciencia colectiva y la expresión oral del pueblo y es lo que me hizo ir a buscar con la cámara. El síndrome colectivo de no poder recordar es lo que yo más destaco. El nombre “Sueños del Comandante” se debe a que esos sueños retornan el año 81 cuando un grupo de sobrevivientes vuelve, a armar la guerrilla.” Elena agrega que en “Newen Mapu Che” (2007, FONDART) su objetivo era que la gente despertara y comprendiera -desde el corazón -la represión que viven los mapuche de Arauco y Malleco, calificados como terroristas por recuperar sus tierras.

La realizadora nos señaló a la salida del tribunal: “La declaración de incompetencia del juez es una demostración de uno de los muchos vicios legales que hay detrás de este proceso. El traslado permite ventilar el problema en un lugar donde todavía no ha sido manipulado por los medios ni hacia la comunidad. Además se trata de territorio mapuche”.
¿Sientes que se comienzan a respetar tus derechos humanos vulnerados en el operativo de detención?
"Por primera vez veo un buen trato de parte de un juez de garantía en Rancagua, que ha escuchado a la defensa con el mismo respeto e igualdad que escucha a la fiscalía. Es un contraste con la actitud de la jueza de Garantía, Andrea Urbina Salazar, que en la formalización de mi detención actuó en forma terrible, aplicando el terror judicial ya que no permitió hablar a mi abogado y decretó mi prisión preventiva en la cárcel de alta seguridad. Al parecer ahora está habiendo más entendimiento acerca de que detrás de esto hay un tema político y no delictual y que no se puede seguir atropellando las ideas y el pensamiento de las personas.”

En contraste con el desarrollo de esta audiencia, el 4 de julio de 2008 la Corte Suprema rechazó por unanimidad el recurso de amparo presentado por la defensa de la cineasta Elena Varela, en una actuación que recordó el record del alto tribunal en tiempos de dictadura. Allí se habían detallado todas las irregularidades que rodearon el operativo de detención y la formalización. Ello motivó la presentación de un recurso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que abrió la investigación del caso.

Juicio oral en Villarrica

En Loncoche no hay tribunal oral, por lo que el juez de garantía deberá llevar el caso al tribunal oral de Villarrica, que –según www.poderjudicial.cl – está conformado por tres juezas, las magistradas Patricia Abollado, Alejandra Rosas y Ximena Saldivia. El proceso por robo con violencia en Loncoche se encuentra sobreseído temporalmente, debido a que un formalizado, Cristián San Martín se fugó el 2006 de la Cárcel de Temuco después de dos años de detención por ese hecho; otro implicado, Carlos Aedo fue muerto en Machalí, y la Fiscalía no perseveró respecto de Jorge Pineda, chofer de colectivo en Villarrica, formalizado en distintos momentos por los dos robos.

En Rancagua, el ex juez Juan Guzmán, que junto a Jaime Madariaga, Marisol Reyes y Sandra Pinto integra la defensa de Elena Varela sostuvo: “Se resolvió lo que corresponde en derecho, no hubo discusión acerca de que el juez competente es el juez de garantía de Loncoche, y por tanto al tribunal de garantía de Villarrica le corresponderá realizar el juicio oral. El primero de los hechos por los que está acusada mi defendida ocurre en Loncoche el año 2004.”
¿Por qué la defensa no planteó antes esta objeción?
“Nosotros tenemos que evitar toda posible nulidad..Todo esto fue producto del estudio que fuimos haciendo desde que asumimos la defensa a fines del año pasado. El abogado Madariaga se nos unió este año.”

Violación de derechos
En su alegato Madariaga denunció el error de la Fiscalía como una violación a los derechos humanos de los procesados, ya que el artículo 159 del código procesal penal – así como la legislación internacional y pactos en derechos humanos suscritos por Chile - estipula que si hay delitos que se cometieron en distintos lugares, la investigación debe ser llevada adelante por el juez del lugar donde se cometió el primero de los hechos investigados. Además recordó que todos los procesados tienen su domicilio en la Novena Región, por eso situar el proceso en Rancagua vulnera sus derechos individuales. “No es posible para la defensa, que no cuenta con los mismos recursos del ministerio público, hacer viajar centenares de kilómetros a los testigos, que no pueden ser obligados a comparecer, dejando a la acusada sin defensa. Por eso éste es un derecho humano irrenunciable, es parte del debido proceso y el ministerio público no puede ‘elegir’ el tribunal.. Nosotros pedimos el respeto de la ley.”

En la audiencia la defensa había solicitado previamente que se adelantara la comparecencia de un testigo que vive en Alemania y que no puede seguir esperando indefinidamente. El dirá al juez cómo conoció Elena Varela a Juan Moreno Venegas, que no ha sido habido hasta ahora y es sindicado por la Fiscalía como jefe del grupo que habría cometido los asaltos investigados. Elena Varela sostuvo una breve relación sentimental con Moreno. La importancia del testimonio, según la defensa, radica en que fue él quien le presentó a la documentalista a Moreno, identificándolo ante ella como Leonardo Civitarese, periodista argentino que cubría el tema del conflicto mapuche.

Manipulación de vida privada

En relación a la acusación de la Fiscalía, que se basa en una historia amorosa de la artista para inculparla en los delitos investigados, el ex juez Guzmán comentó:

“Tenemos la convicción y la certeza de que Elena Varela no participó ni intelectual ni menos materialmente en esos hechos y que nada sabía de la vida oculta de este caballero, y de la comisión de los delitos citados. Moreno Venegas no iba pregonando por la vida que iba a cometer mañana un asalto. Preguntémonos por un momento ¿porqué en las cárceles chilenas no hay mujeres de delincuentes comunes? ¿Porqué no están presas las convivientes, o las familias de los que delinquen?”

La audiencia realizada en Rancagua estuvo precedida de importantes actividades a favor de la libertad de Elena Varela y defensa de la libertad de expresión. Una de las más importantes tuvo lugar el miércoles 3 en la Cineteca, ubicada en el Centro Cultural de La Moneda y gestionada por el mismo gobierno que es parte de la acusación judicial que enfrenta la realizadora. Allí el documentalista Ignacio Agüero (director de “El diario de Agustín”) y Sebastián Moreno, presidente de la la Asociación de Documentalistas ADOC, le entregaron el respaldo de la organización, desplegando un lienzo multicolor con la leyenda “Dónde están las cintas de Elena Varela” y exigiendo la devolución del total del material fílmico de la documentalista. (ver declaración en http://www.youtube.com/watch?v=M1KPBUeYD-0&feature=channel_page )

Generación de los 80
Días antes Varela se entrevistó con el jefe de gabinete de la vocera presidencial Carolina Tohá, Patricio Riderman. Elena Varela - licenciada en música por la Universidad de Chile – participaba en la lucha antidictatorial estudiantil cuando la ex parlamentaria era vicepresidente de la FECH (Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile) y apeló a la sensibilidad y trayectoria de Tohá para que intervenga en el caso. A través de la vocera, Varela hizo llegar a la Presidenta Bachelet una carta pública en que demanda la intervención de la mandataria www.elclarin.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=16703&Itemid=48 -)
En el reciente escrutinio realizado por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas a Chile, el caso de Elena Varela fue señalado como una de las violaciones a los derechos humanos por diversas organizaciones. También figura en los informes de Amnistía Internacional. La realizadora se presentó como “presa política” ante James Anaya, relator de Naciones Unidas para Pueblos Indígenas, en su reciente visita a Chile.
Solidaridad internacional
Personalidades como Danielle Miterrand, el cineasta argentino Fernando Birri y el venezolano Angel Palacios, la escritora y documentalista Carmen Castillo, los poetas mapuche Elicura Chihuailaf y Rayen Kvyeh, y también el poeta Guido Eytel, entre centenares de intelectuales han hecho llegar su voz de aliento a la realizadora chilena, convertida en un símbolo de la lucha por la libertad de expresión.

En universidades de Temuco y Valparaíso Elena Varela ha dialogado con estudiantes informando acerca de su caso y abogando por la libertad de todos los presos políticos mapuche. Frente al edificio del Tribunal en Rancagua, estudiantes de la escuela de Gestión Pública de la U de Chile desplegaron un lienzo con esa consigna, y también hubo otro cartel de apoyo de activistas de Amnistía Internacional.

Integrantes de DOCA, la organización de los documentalistas argentinos manifestaron semanas atrás en Buenos Aires frente a la embajada chilena en Figueroa Alcorta y Tagle, con la consigna: “¡Si tocan a uno tocan a todos. Libertad a Elena Varela, devolución de todos sus materiales - libertad a todos los presos politicos mapuches - libertad de expresión en toda Latinoamérica!”

1 comentario:

Pablo dijo...

Estimada Lucía:
No sabemos si ha recibido los anteriores comentarios.
hemos reproducido su artículo sobre Elena Varela en nuestra web.
Por favor, si existiera algún problema, le rogamos que nos lo comunique lo nates posible.
Un saludo
J