miércoles, noviembre 14, 2007

Soldado mata en Madrid a joven antirracista

Publico esta noticia que tiene que ver con el racismo en España y se puede asociar al grosero comportamiento del Rey y Zapatero en la Cumbre recién pasada, cuando se refirieron a Chávez y los países latinoamericanos como si fueran sus colonias. Un reflejo de cómo algunos sectores de la sociedad española tratan a los "sudacas" y que quedó en evidencia con este crimen, que no recogerá tantos titulares como el incidente de la cumbre.
Armando G. Tejeda desde Madrid.- Carlos Javier Palomino, un joven de 16 años comprometido con la defensa de las libertades y que repudiaba los preceptos ideológicos del fascismo, murió apuñalado el pasado domingo cuando acudía a “reventar” una manifestación del partido de extrema derecha Democracia Nacional, que promueve la expulsión de extranjeros “no comunitarios” que viven en España, con especial énfasis a los ciudadanos de origen latinoamericano.
Pese a este ambiente, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid decidió revocar esta prohibición y permitir que estos grupos neonazis se concentren en la famosa Puerta del Sol el próximo 20 de noviembre.

El joven fue apuñalado por un miembro de un grupúsculo neonazi, además de soldado oficial del ejército español, Josué E., que este martes ingresó en prisión incondicional acusado del asesinato de Carlos Javier Palomino.

La muerte de Carlos Javier ha provocado dolor e indignación no sólo entre los defensores de los derechos humanos y de los grupos antifascistas españoles, que ven en su asesinato una nueva muestra de la impunidad con que se mueven los grupos de extrema derecha en España.

En los últimos meses se había detectado un incremento de los ataques con motivación racista y xenófoba por parte de estos movimientos organizados.

La mayoría de estos ataques permanecen impunes o, en el mejor de los casos, los jueces instructores dictan las medidas preventivas más suaves para los agresores, como en el caso del agresor de una joven ecuatoriana, quien a pesar de que se documentó la agresión con una cámara de seguridad del Metro el magistrado decretó su libertad provisional, al imponerle únicamente la obligación que acudir periódicamente a los juzgados.

La delegada del gobierno en Madrid, Soledad Mestre, expresó su preocupación ante el aumento de la violencia practicada por estos grupos de extremistas ultraderechistas, por lo que, para evitar nuevos incidentes, decidió prohibir una manifestación autorizada a uno de estos movimientos neonazis para homenajear al fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera.

Pero el Tribunal Superior de Madrid decidió revocar la prohibición y permitir que estos grupos neonazis se concentren en la Puerta del Sol el próximo día 20.

Con relación al caso del ciudadano congoleño Miwa Buene Monake, que quedó tetrapléjico tras sufrir un ataque racista hace ocho meses, finalmente el juez del caso decidió ordenar la prisión del agresor, identificado horas después de la golpiza, quien hasta ahora había estado en libertad.

Monake y su esposa han denunciado en reiteradas ocasiones la falta de diligencia de la justicia española en su caso, a pesar de las evidencias que confirmaban la autoría y la motivación xenófoba.


Antes de sufrir la golpiza que lo condenó de por vida a una silla de ruedas, el migrante congoleño, de 32 años, escuchó insultos (“eh, tú, mono, tu sitio no está aquí, tu sitio está en el zoológico”), y tras golpearlo los ultraderechistas pronunciaron palabras convertidas en el grito de guerra de estos grupos neonazis: “Arriba España”.
Texto tomado de Clarín de Chile

1 comentario:

MARIA PILAR dijo...

En primer lugar no creo que ni el rey ni zapatero hayan tenido un mal comportamiento, tan solo han defendido a una persona que en su momento fue elegida de forma democratica en España, cosa muy respetable, en segundo lugar el texto esta mal enfocado a mi parecer, pues da la sensacion de que todos los españoles seamos racistas y xenofobos, y yo no me considero ni lo uno ni lo otro, del mismo modo que no crea que todos los sudamericanos sean como alguno de los energumenos maleducados con los que me he encontrado, al decirme a mi abiertamente que nuestros abuelos fueron a acostarse con sus abuelas y ahora vienen ellos a ejercer ese derecho y de paso a traernos enfermedades erradicadas en españa desde hace muchos años.
Como no todos somos iguales no se nos puede tachar a todos de lo mismo.

Un cordial saludo, por cierto mi hija tiene tu mismo nombre y apellidos Lucía Sepúlveda Ruiz